Cómo no ganar peso después de casarse

Beachbody-blog-newlywed-weight-gain

Las bodas pueden ser el motivador perfecto para bajar de peso, pero el matrimonio…No tanto. Entre comidas caseras y acogedoras noches en el sofá, así como la tranquilidad de haber encontrado a alguien que te quiera por sobre todas las cosas, no pasa mucho tiempo para que los recién casados comiencen a sentir un montón de libras de más. De hecho, un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, descubrió que un grupo de jóvenes veinteañeras recién casadas aumentó un promedio de 6 a 9 libras más que sus amigas solteras.

A continuación te damos algunas sugerencias para que disfrutes de tu nueva vida conyugal.

1. Baja las celebraciones
Las despedidas de soltera ya se terminaron; no más pastelitos, cocteles, almuerzos y cenas. Esto no significa que después de la boda te debes someter a un Spa desintoxicador, pero la ‘luna de miel’, puede ser un buen comienzo para cambiar tu rutina. El plan es simple: haz una hora de ejercicio o actividad física al día, disminuye el consumo de bebidas alcohólicas a dos bebidas diarias y consume 3 comidas saludables y balanceadas al día.

2. Proponte metas nuevas
Muchas parejas hacen planes para bajar de peso antes de la boda, pero después de ésta se olvidan de todo. Comienza a hacer planes para tu vida de casada, como algo que los motive a ambos; por ejemplo, inscríbanse a participar en una caminata o carrera unas 4 o 6 semanas después del matrimonio. Esto los obligará a entrenar y ponerse en forma.

3. No compartas o agarres malos hábitos

En la vida matrimonial compartes desde el pago de tu casa hasta el costo de la comida. No adquieras malos hábitos, como sentarte a ver televisión con tu marido, o meterte al internet mientras él juega con sus aparatos electrónicos. Además, ten cuidado con muchas comidas fuera de casa. Estas actividades te mantendrán muy sedentaria y gastaras más dinero.

4. Juega con tu pareja

Sal a pasear en bicicleta, práctica el escalar montañas u otro deporte nuevo y diferente para ambos. Incluso un paseo por tu vecindario por la noche será una aventura en tu nueva vida de casada.

5. Mantén una cocina y despensa saludable

Es muy fácil caer en la rutina de cocinar comidas rápidas y poco nutritivas. Considera la posibilidad de tomar una clase de cocina con tu pareja, eso les ayudará a conectarse y a planificar juntos las comidas. Trata de mantener en tu despensa alimentos frescos y poco procesados, que por lo general tienen más sal, grasa y azúcar.

Read more...

Cómo prepararte para el ejercicio

13-Simple-Ways-to-Prepare-to-Start-a-Fitness-Program

Si has llevado una vida muy sedentaria y una dieta sin restricciones, el primer día de un programa de ejercicios y nutrición de 30, 60 o 90 días podría ser muy frustrante. Por eso te damos algunos sencillos consejos que te ayudarán a preparar tu cuerpo, tu mente y tu espíritu para una vida saludable y llena de energía.

Averigua cuántas calorías debes consumir al día

Consulta la guía de nutrición de tu programa de ejercicios y empieza con pequeños ajustes hasta llegar a tu meta. También, puedes encontrar en tu celular aplicaciones muy útiles, como MyFitnessPal, que te ayudan a medir cuántas calorías hay en los alimentos.

Estírate

Un poco de estiramiento te ayudará a “despertar” los músculos y familiarizarte con tus límites de flexibilidad. El estirar los músculos te ayudará a evitar lesiones.

Muévete más

Comprométete a moverte más. Por ejemplo, sube las escaleras en lugar de tomar el ascensor en el trabajo; estaciona tu auto más lejos de la entrada cuando vas de tiendas o al supermercado; sal a caminar alrededor de tu vecindario.

Bebe más agua

Prepárate para el éxito y minimiza el dolor muscular inicial, bebiendo más agua los días previos al inicio de tu programa de entrenamiento. Adquiere el hábito de beber suficiente agua cada día.

Tira la comida “chatarra”

Saca de tu escritorio, armarios, nevera, congelador, auto, etc., todos los alimentos y bebidas que sabes no debes comer. Si quieres llegar a tu objetivo evita las tentaciones.

Construye una despensa saludable

Reemplaza toda la comida procesada de tu despensa, por alimentos frescos con los que puedas preparar desayunos, almuerzos, meriendas y cenas saludables. Recuerda tener frutas y verduras; granos enteros y alimentos bajos en grasa, entre otros.

Prepara un espacio para el ejercicio

No necesitas un espacio muy grande para hacer ejercicio, pero trata de escoger un lugar agradable en la casa, donde te sientas cómodo y puedas realizar tu entrenamiento.

Planea actividades que te ejerciten

Una caminata con los amigos a una montaña o a la playa, un partido de volibol o un paseo en bicicleta, no solo te harán moverte, también relajará tu mente y tu espíritu.

Crea un grupo de apoyo

Anuncia tu compromiso de hacer ejercicio y comer más saludable en las redes sociales para que tus amigos y familiares te apoyen. Te sentirás muy animado cuando empieces a recibir los primeros cumplidos y tu reto inspirará a otros.

Read more...