Pudín de chía y frambuesas

Raspberry-Chia-Pudding

Autor: Beachbody

El pudín de chía está de moda estos días, y no es casualidad. Además de ser uno de los desayunos más fotogénicos, fáciles y saludables que existen, este pudín de chía y frambuesas también sirve como refrigerio sustancioso o postre dulce.
Para prepararlo, mezcla semillas de chía con leche de almendras, miel y frambuesas frescas. Luego, refrigéralo y espera. De veras, es así de sencillo. Sin embargo, si realmente quieres aprovechar al máximo el sabor de las frambuesas… machácalas antes de agregarlas a la mezcla. Cuando las semillas de chía reposan, absorben hasta 12 veces su peso en humedad y presentan una textura que se asemeja a la del pudín. ¡Un pudín con 5 gramos de proteínas, 13 gramos de fibra y muchos antioxidantes!

Tiempo de preparación: 10 minutos.
Tiempo de cocción: 4 horas 10 minutos
Tiempo total: 4 horas 20 minutos

Además de ser uno de los desayunos más fotogénicos, fáciles y saludables que existen, este budín de chía y frambuesas también sirve como refrigerio sustancioso o postre dulce.

Rinde: 4 porciones (⅔ de taza cada una)

Ingredientes
2 tazas de leche de almendra sin azúcar
2 cdtas. de miel natural
½ taza de semillas de chía
2 tazas de frambuesas frescas o congeladas (reservar 8 para adornar)
Hojas de menta fresca (para adornar; opcional)

Instrucciones
Combina la leche de almendras, la miel, las semillas de chía y las frambuesas en un tazón mediano; mezcla bien.
Cubre el tazón; refrigéralo al menos 4 horas o durante la noche; mezcla después de 2 horas.
Pon la mezcla de semillas de chía en vasos o tazones pequeños; adorna con frambuesas y hojas de menta si lo deseas.